lunes, 8 de noviembre de 2010

En el país del pisco...

Conversaba con un amigo el otro día que estuvimos catando en el concurso nacional del pisco y me contaba que en México le había llamado la atención que el mozo después de la cena les preguntara, ¿Qué tequila deseaban tomar los señores? A lo que cada uno de los comensales escogió el suyo de acuerdo a sus preferencias, algunos prefirieron los reposados, otros los añejos, blancos, extra añejos, etc. Un sin fin de variedades para todos los gustos. ¿Porque no nos preguntan a nosotros qué pisco deseamos? Tenemos 8 cepas pisqueras 11 variedades de pisco (8 uvas pisqueras más el acholado y los dos mostos verdes, no aromáticos y aromáticos total 11) 5 regiones con D.O. con diferentes climas, altitudes, variedades de uva pisquera. ¿Porque no? Es más, en mi caso cada vez que voy a un restaurante solicito con mi postre una copa de pisco, lo que me permite saber además con qué marcas cuenta el restaurante.

Justamente me pasó hace poco con un relámpago de chocolate me ofrecieron una copa de pisco mosto verde quebranta, que no era mi marca de pisco preferido para ese postre, así que les deje como sugerencia que un restaurante de esa categoría debería contar con más variedades de pisco. Pero eso ¡Sí! antes de seguir debo decir, el acompañamiento con el relámpago estuvo ¡espectacular!

Tenemos que empezar a marcar pautas como clientes, no puede ser que nos sirvan un pisco sour y no sepamos con qué pisco nos lo han preparado, tenemos que saber cuál es nuestro pisco preferido para pedirlo y que nos preparen nuestros cocteles con ese mismo pisco. La diversidad de piscos con los que contamos es igual o mayor a la de los mexicanos con sus Tequilas, la diferencia es que en México lo consumen y ellos saben de Tequilas, lo mismo tenemos que hacer nosotros con el pisco en el Perú: como clientes y consumidores somos los encargados de difundir la cultura del pisco.

Muchos peruanos del extranjero nos contactan para solicitarnos pisco, a lo que nosotros respondemos que las marcas más conocidas a mi gusto, no las mejores, son las que van a encontrar, como dicen para cocteleria (sic) Las marcas de calidad muchas de ellas artesanales no cuentan con un stock para abastecer el mercado y por ende sus precios son más caros. Posicionar un buen pisco en el mercado europeo por ejemplo demanda de mucha inversión y los pequeños productores no cuentan con los recursos para asumir este reto ¿Qué hacer? Primero : agruparlos, como ya están haciendo con varias marcas, sino me equivoco son ya 4 las marcas corporativas, segundo hay que difundir el consumo como producto Premium, artesanal, de poca producción, exclusivo, por ejemplo para este año solo 1000 botellas, tercero: trabajar en la presentación, el diseño de envases, de los logos, etiquetas, como se ven en Europa las botellas de grapa u otros licores que llegan a costar €200 o más, estoy seguro que hay mercado para ese pisco, organicémonos para lograrlo.

¡Hasta la próxima!