lunes, 15 de enero de 2018

En el país del Pisco… ¿Piscos buenos, Piscos malos?

 
 
 
Estuve escuchando varios programas de radio y Televisión a propósito de los festejos por la Semana del Chilcano y del Pisco Sour hasta que los conductores dijeron: “¡Ya saben! a prepararse su Chilcano, Pisco Sour, pero… que sea con buen Pisco” ¿Qué quisieron decir con esa frase qué hay Piscos malos?  ¿Quién decide cuales son los Piscos malos? ¿El Periodista, el Bartender, el Sommelier un Catador? Porqué justo cuando se está festejando algún evento del Pisco decimos algo así, además sin ningún sustento porque estoy seguro si le preguntamos a los conductores ¿quién les ha dicho que hay Piscos malos o cuales son a su parecer los Piscos malos? No van a saber que contestar. No señores, alguna vez han escuchado a los consumidores de ron decir “prepárate un Cuba Libre, pero con un buen ron”, nunca. En todo caso mejor decir: “prepárense su Chilcano de Pisco, pero recuerden que en etiqueta en la botella de Pisco debe indicar la Autorización de Uso o Denominación de Origen (D.O.) con su número de registro, si no, no es Pisco, más lógico ¿no?

Ahora que recuerdo a mí también me paso hace algún tiempo en una entrevista en un medio, era por el día Nacional del Pisco (4to domingo de Julio), estaba en la cabina festejando y de pronto el conductor me dice ¿qué hay de los piscos adulterados? Solo atine a responder “discúlpame hoy es el día del Pisco y la verdad cuando cumplo años lo menos que espero es que me vengan a criticar” igual pasa con el Pisco festejemos su día, hablemos de los problemas en otro momento.
 
 Además no solo se adultera nuestro destilado hay muchas bebidas alcohólicas que padecen de ese problema, aquí y en otras partes del mundo así que eso no es ninguna novedad; que hay que trabajar para que eso no ocurra totalmente de acuerdo, ¿cómo podemos ayudar? justamente cuando nos ofrecen una botella de Pisco sin Autorización de Uso o sin Denominación de Origen D.O. le tomamos una foto con nuestro celular a la etiqueta y a la boleta o factura, ingresamos a la Web de Indecopi, Signos Distintivos, enviamos al correo que aparece ahí ¡listo! con esto habremos contribuido a que no se adultere nuestro destilado.

Es importante resaltar el hecho que todos los Piscos que cuentan con la Autorización de Uso o Denominación de Origen (D.O.) han pasado por exámenes químicos para ser considerados como tales. Lo que todavía no hemos logrado es que además de las pruebas químicas se incluya una prueba organoléptica con paneles de Catadores de las diferentes regiones pisqueras con lo cual tendríamos un mejor control.

Para poder entender porque no se puede hablar tan a la ligera de Piscos a lo que les llaman “malos” hay que conocer el tema de la cata, un Pisco no lo evalúa una sola persona ni un solo panel de catadores, para poder evaluar correctamente, transparentemente, con profesionalismo hay que considerar por lo menos 3 paneles de 7 catadores cada uno, asimismo de donde y quienes sacan las muestras, donde se va a realizar la evaluación, utilizar las herramientas adecuadas, iluminación del lugar, la hora etc. hay varios criterios a seguir, así tendremos la mejor apreciación de un determinado producto, en este caso un Pisco, la cata no es absoluta, es subjetiva, hedonística, por eso un catador no puede evaluar solo un producto, siempre tiene que hacerlo en equipo de esa manera son varios olfatos, gustos, paladares y criterios diferentes, de esa manera las apreciaciones van a ser más exactas eso le da valor al trabajo y al Pisco evaluado. 

¡Hasta la próxima!
Por Livio Pastorino Wagner


martes, 26 de diciembre de 2017

PISCO O BRANDY: El último salvavidas.




 Por Eduardo Dargent Chamot

Colgándose de lo que parece ser es el último salvavidas, se pregunta El Mercurio en su edición del 14
de agosto del 2016. “desde cuando Brandy y pisco es la misma cosa”, aludiendo a mi nota sobre el texto de William Miller.  Debo reconocer que hubiese sido mejor poner brandy o aguardiente como aparece en el original y no tomar directamente de una traducción y explicar además que para nosotros brandy implica barrica- lo cual no está permitido en el pisco – pero que en inglés y supongo en otros idiomas equivale a “aguardiente”.  Y que ese fue el término que usó el general, pero ese no es tema de discusión e incluso en traducción se puede ver que los extranjeros lo usaban como tal.
 
Heinrich Witt, por ejemplo, y alerto que no he leído el original en alemán, lengua que no conozco, dice al llegar a Pisco el 31 de julio de 1828:
Pisco es el puerto de Ica, del que se encuentra a 14 leguas de distancia, y desde aquí se exporta todo el brandy o aguardiente del país que se produce y destila en ese lugar.  De ahí proviene el nombre de Pisco, palabra con la que se conoce el brandy en todo el Perú. 

Describe luego el autor de las memorias, los precios del pisco y de las botijas, así como su elaboración y peso, además da detalles sobre el transporte de estas en mulas. Lo más importante, sin embargo, es su visión, propia del comerciante, que era:
La comercialización que la gente de Ica realiza del brandy llamado pisco, es bastante considerable; proveen de él a todos los departamentos del norte del Perú, mientras que el brandy o aguardiente producido en los valles de Majes, Vitor, Moquegua y otros, es consumido en el sur y exportado a Bolivia.

Por su parte, el marino sueco Carl Johan Skogman que visitó el Perú a bordo de la Fragata “Eugenie”, enviada a dar la vuelta al mundo entre 1851 y 1853, comenta su paso por el puerto de pisco diciendo “Allí se fabrica en gran escala un aguardiente que tiene mucha aceptación en toda la costa occidental y que se llama simplemente pisco.”   No he leído el original sueco, pero sería interesante revisar cual es la palabra sueca que utiliza para “aguardiente”.

En 1933 Herbert Asbury publicó su “Barbary Coast” a la que él llama “una historia informal del bajo mundo de San Francisco”.  En ésta obra basada en documentación de mediados del siglo XIX en épocas de la Fiebre del Oro, Asbury trata sobre los bares del puerto y da un lugar especial al Pisco Punch inventado por Duncan Nichol del “Bank Exchange”. Lo interesante es el comentario que hace el autor de éste coctel, ahora si uso el original inglés:

Its base is Pisco Brandy, which was destilled from the grape known as Italia or La Rosa del Peru and was named for the Peruvian port from which it was shipped

#10añosdeamoralPisco #asociacionperuanadecatadores#aspercat #pasionporlacata #elpisco #pisco #piscopremium #piscosour#elpiscoesdelperu @ASPERCAT1 @elpiscoesdlperu.


jueves, 14 de diciembre de 2017

Chronology of Wine and Pisco Production: Peru 1548-2008




Translated by Diana Schwalb
By Dr. Lorenzo Huertas Vallejos

Historian. Founding member and past president of the Peruvian Academy of Pisco One of the objectives of this research is to understand and explain the factors that led to the substantial changes in the production of wine and grape brandy known as Pisco, since the second half of the eighteenth century. According to current studies, from the first two centuries of Hispanic presence until mid-eighteenth century, Peru was the leader in the production of both drinks in South America.

During the second half of that century, this dynamism and glory began to be lost gradually. This situation continued throughout the nineteenth century until the first half of the twentieth century. The wine boundaries in Peru contracted, production dropped to the point it was at in 1900, and the difference with Argentina, Chile and Uruguay, was abysmal. The revival of the production of both these drinks is now evident, hence another objective of this research is to identify and explain the factors that led to that acceleration since the 1960’s.




To produce this document, the chronology of the city of Ica and its jurisdiction has been taken as a parameter; this region has had and has the hegemony of the wine and Pisco production in Peru since the beginning of the seventeenth century until now. When we ventured into this town’s past, we were surprised to find in some old files of the sixteenth and seventeenth century, scripts buying and selling land that show that the valleys of the region were divided in payments and these, in great estates, farms and smaller farms where wine production was the main activity. We were also surprised when we examined other scriptures called "fletamientos" manuscripts which recorded the output of "departures of ram," i.e. llamas, from Pisco, Ica, Palpa and Nazca taking wine and brandy to the main center of the “Kingdom of Peru."

Additionally, we found records of ships leaving the port of Pisco and Caballa carrying in their holds wine first, and decades after, wine and pisco. This documentation also notes the fate of those jars called "peruelas" which arrived in Arica and Valpariso in the south and in the north, in Callao, Guanchaco, Cherrepe, Paita, Guayaquil, ports in the center of America and in the tropical Manila (Asia). Thus, Peru's ancient wine producers were able to articulate an industry bearing the Peruvian insignia on their packaging or pitchers, imposing the identity of their "Pisco” since the end of the eighteenth century.



There was a lot of trading, besides those drinks, of tools, utensils, food, hoards and household items needed by cities, towns, villages, mills and mines located in this great route, especially in Potosi where the greatest silver producing mines in South America were located. In short, it was a true archipelago of markets anxiously awaiting the entry of pitchers and jugs filled with delicious contents.
In the sequence of both cities, we found that during mid eighteenth century, the production and marketing of wine and Pisco declined or was restricted. This phenomenon continued until mid-twentieth century, when, thanks to a combination of factors, the pace of production and marketing of grapes, wine and Pisco started to pick up again.

The decline did not mean depletion of the quality of the drinks. Despite the prolonged crisis, some stubborn vintners and winemakers maintained good strains (including Quebranta), increased others of good quality and the same happened to their technique. Some families like the Mejias, who descended from the vintners of the sixteenth century, now defended the lineage and the other attributes of wine and Pisco like their ancestors did.



The other historical sequence that was chosen as a parameter for this research was the city of “San Joan de la Frontera de Huamanga,” today's Ayacucho, where there were vineyards and producers of wines and brandy. The strategic location of this city, at the edge of the great road that linked the port of Pisco, Huancavelica, Huamanga, Andahuaylas, Cuzco and Potosi, favored the general production in that region.







lunes, 4 de diciembre de 2017

En el país del pisco… ¿Es la cata un desafío?




 ¿Es la cata un desafío?  Opino que sí, los catadores realizamos una gran labor al evaluar y sobretodo puntuar productos como el Pisco Patrimonio Cultural de la Nación, nuestro trabajo es muy delicado, sabemos cómo se elabora nuestro destilado desde el momento de la siembra de los sarmientos de uva (estacas), hasta que el maestro destilador con su pericia, sus instrumentos y el manejo de sus sentidos logra separar el cuerpo de la cabeza y de la cola, para ofrecernos un destilado puro de uva.

Cada muestra de Pisco es un desafío, encontrar las virtudes o si los hubiera los defectos es el desafío al cual nos exponemos, los catadores sabemos que de nuestras apreciaciones dependen varios productores, pero también es cierto que no podemos permitir que nuestro trabajo tenga algún tipo de interferencia, no trabajamos por consigna, el producto que esta correcto esta correcto y el que no obtendrá un puntaje inferior a los demás. Al finalizar se realiza una sesión de comentarios entre los participantes a la cata, se toma nota y se incluye en la Nota de Cata, recuerden la cata es subjetiva, hedonística.
 
A propósito de la cata, he tenido una excelente experiencia desde diciembre del 2015. Me convocaron para una cata de destilados de fruta en la sala del Instituto del Vino y del Pisco, éramos tres catadores, inicialmente pensé que iba solo a catar, cuál fue mi sorpresa que estaban presentes los productores de los destilados.
Debíamos evaluar, ofrecer nuestros comentarios y sugerencias.



Muy interesantes las muestras, habían destilados de caña, pera, naranja, café, cacao, manzana, tuna, etc. Todo en el marco de un trabajo que realiza Sierra Exportadora con el interés de dar a conocer, formalizar y mejorar las prácticas agrícolas, calidad, buscando mercados para estos productos peruanos.

De acuerdo a los datos que nos ofrece el portal freshplaza, en el Perú se producen un millón 600.000 toneladas de frutas sobre 355.000 hectáreas, tenemos un potencial de 160.000 toneladas de fruta ideales para elaborar destilados de calidad, con la intención de posicionarlos en mercados especializados.  http://elpiscoesdelperu.com/web/boletin.php?ver=detnot&id=345&idboletin=244&idC=zoyeca@yahoo.com

Pero volvamos a nuestro desafío evaluar los destilados de fruta, me encontré con una gama de aromas, sabores y calidad que no esperaba, además lo que percibíamos, coincidiendo con los demás catadores, era que los productores querían asemejarse al Pisco en sus procesos; no a la adición de agua, una sola destilación (no rectificar), no añejar en barricas, etc.  Cuándo nada tiene que ver nuestra bebida de bandera con estos productos. Es otro reglamento es otra elaboración, el Pisco es un producto con Denominación de Origen, con un reglamento que hay que cumplir, muy estricto, no en el caso de otros destilados, ¿quién dice que en este caso la doble destilación no está permitida?  Ese fue nuestro primer trabajo, convencerlos de que pueden aplicar técnicas en destilación que con el Pisco es imposible, es otro producto, además ni siquiera compiten se puede trabajar de muchas maneras.

En junio tuvimos una evaluación de más de 12 muestras de diferentes frutas, en ese caso el trabajo consistía en catar los destilados incluyendo puntajes, los que resultasen con los mayores puntos irían a mostrarse a una feria organizada por Sierra Exportadora en un Centro Comercial de Lima donde se darían a conocer, habría degustación y venta. Algo interesante porque en el evento las personas que degustaban inicialmente preguntaban si era Pisco, no tenían ni idea de la posibilidad de contar con tanta variedad de bebidas destiladas. ¿Si pudiéramos hacer que cada una de las regiones donde se elaboran estos destilados contaran con un coctel representativo acompañando a la gastronomía regional, ¿se imaginan? Ese trabajo se los dejamos a nuestros bartenders, mixologos, chefs.  
En setiembre del año pasado volvimos a evaluar los mejores destilados de fruta encontramos muy buenas muestras, esta vez hicimos notas de cata, evaluamos e incluimos puntajes, iban a participar en un evento y deseaban dar a conocer algunos descriptores.

Para poder realizar el trabajo de descriptores requerimos de más muestras de cada destilado de fruta, ese, es otro gran desafío...

¡Hasta la próxima!

Por Livio Pastorino Wagner   

#elpiscoesdelperu #aspercat #asociacionperuanadecatadores #piscorevista #hablemosdepisco #yoapoyoalCRDOPisco #nochesdecataconpisco #pisco




lunes, 27 de noviembre de 2017

En el país del pisco… los secretos de la cata




Algo que realmente me fascina es sentarme frente a una copa de Pisco y tener que evaluarla. A pesar que en los concursos nacionales no sabemos de donde proviene el Pisco que tenemos en frente, (catas ciegas), se nos indican la variedad de uva y el tipo de Pisco. Automáticamente me transporto al momento en que el maestro destilador inicia su labor, encendiendo la paila que calentará hasta hervir el mosto fresco, llevando los vapores primero al capitel, siguiendo con el cuello de cisne de ahí al serpentín sumergido en una poza llena de agua fría donde por condensación, gota a gota será recibido del otro lado, la cabeza, cuerpo y cola. Proceso químico donde la mano del hombre solo dirige este proceso valga la redundancia, para que se desarrolle sin contratiempos. La etapa de la cosecha, despalillado, prensa, fermentación, ha terminado, en todas ellas la presencia del maestro destilador, enólogos, ingenieros, trabajadores es fundamental para lograr un Pisco de calidad. Si uno de estos procesos falla lamentablemente no lograremos un buen destilado. 

Cuando me invitan catar a un concurso de Pisco, lo primero que hago es desconectar mi móvil, me encuentro en el trabajo, necesito la máxima concentración para cada una de las muestras, los sesgos no me sirven, la objetividad es lo que importa, honestidad y transparencia. Un ejemplo: recibo la primera muestra de Pisco, lo percibo limpio en nariz de acuerdo a la variedad y cepa, si es correcto, típico, 82 puntos, pero… ¡es la primera muestra! ¿Que vendrá después, mejores que esta muestra o de menos calidad? No lo sabemos por eso es muy importante antes de iniciar la cata en un concurso calentar los sentidos, limpiar la mente, no se puede evaluar si no estamos tranquilos, concentrados, todos nuestros sentidos en óptimas condiciones nos servirán para una cata correcta.

No tenemos mucho tiempo para evaluar, nos sirven la copa, iniciamos la cata con vista, nariz y boca, volvemos a una segunda degustación para asegurarnos, aunque no soy partidario de cambiar la percepción inicial, (procuro quedarme con mi primera impresión), eso no significa que sea incorrecto cambiar, es más me ha pasado que he tenido que rectificarme con lo que lleva a anular la ficha de cata y volver a puntualizar, "El hombre que ha cometido un error y no lo corrige comete otro error mayor. Confucio

Conforme uno va catando en el tiempo va acumulando experiencias que las va trasmitiendo sin darse cuenta a otros: alumnos, catadores, sumilleres, cantineros, chefs, compradores, entusiastas, amigos, etc.

Los que nos ofrece la cata es esa experiencia, vamos creando tendencias de acuerdo a los Piscos que vamos evaluando, ¿cuáles son los mejores? eso depende de cual nos gusta más, solo catando constantemente podremos decir este Pisco es el que más me gusta, nuestro trabajo como catadores no es afirmar cual es el mejor, nuestro trabajo es evaluar si el Pisco es correcto, libre de defectos, incoloro, limpio en vista, aromas limpios en nariz, ¿la variedad está representada? Es típico, equilibrado, con buena persistencia entonces tendrá un buen puntaje.

Nunca podremos decir que habrá otro Pisco igual, todos los años ingresarán al mercado nuevos Piscos de cosechas distintas, nuevos productores, enólogos, maestros destiladores, por eso creemos necesaria la constante evaluación organoléptica de nuestro destilado.

¡Hasta la próxima!
Por Livio Pastorino Wagner

jueves, 23 de noviembre de 2017

En el país del Pisco… El aguapié




Hace algún tiempo estuvimos de viaje con el grupo de Noches de Cata por varias regiones pisqueras,
pero la gran sorpresa ocurrió en Moquegua. Nos habían solicitado realizar una cata guiada en el Club Moquegua que queda en la plaza de armas.
Cuando estábamos todos sentados listos para iniciar el evento nos solicita la palabra uno de los productores ahí reunidos para preguntarnos qué opinábamos… en Moquegua se le agregaba agua al pisco ya que las uvas se cosechan con un alto contenido de azúcar debido al clima moqueguano, lo que les hace imposible poder llegar al grado alcohólico (según el Reglamento de la Denominación de Origen Pisco del 2011 está permitido de 38º a 48º), por lo tanto nos indicó el productor se le agrega agua. Nos sorprendió esta aseveración, pues no nos habían indicado que pasaba esto en Moquegua.

El Reglamento de la Denominación de Origen Pisco de Febrero de 2011 (antes la NTP) dice lo siguiente: Pisco “Es el producto obtenido exclusivamente por destilación de mostos frescos de “Uvas Pisqueras” recientemente fermentados, utilizando métodos que mantengan los principios tradicionales de calidad; y producido en la costa de los departamentos de Lima, Ica, Arequipa, Moquegua y los Valles de Locumba, Sama y Caplina del departamento de Tacna.”

Como podrán leer no se menciona en ningún momento la adicción de agua ni antes ni después de la destilación; en el curso del Instituto del Vino y del Pisco de Especialista y Catador de Pisco tampoco nos habían indicado esto. En la reunión en el Club Moquegua solo atinamos a decir que si bien es cierto a muchos destilados se les adiciona agua nosotros como catadores, entusiastas del pisco no podíamos darles una respuesta, en todo caso la Asociación de Productores de Pisco de Moquegua debían demostrar que ese tipo de destilación (adicionando agua) se viene realizando desde hace muchos años, que es una tradición y comunicárselo al Consejo Regulador de la Denominación de Origen Pisco, para que tome cartas en el asunto.

En toda esta confusión en la que me encontraba recordé una experiencia en los noventas. Me
encontraba en una bodega en Guadalupe Ica destilando con *Don Miguel Jhong Aquije (hijo de Toribio Jhong propietario de la Hacienda La Esperanza), uva cosechada del fundo en Villacuri.
En el primer día de la pisa, terminamos a las 6 p.m. y procedimos a llenar las botijas con el jugo de uva, en el lagar quedo lo que le llamaban “el queso” una masa con forma de un cuadrado con los orujos y ramas. Los mismos pisadores armaban esto para después bajar la prensa de huarango extrayendo lo último a la uva. Ahí me cuenta Don Miguel que después se esparcía el queso (orujos, ramas) en el lagar y se le iba agregar agua para dejarlo hasta el día siguiente,  me quede atónito “¿Cómo? ¿Agua? ¡No puede ser! el pisco no se hace con agua…” a lo que Miguel replico “Livio, no te va a rendir, no es negocio” me dijo, “además tu uva tiene una gran concentración de azúcar por el desierto de Villacuri, son las condiciones climáticas lo que nos ayuda, vas a ver que mañana una vez añadida el agua, el jugo va a tener los grados suficientes (17º brix aprox) para poder empezar la fermentación, déjame a mí…” me dijo y así fue.  A esto en Ica le llaman el aguapié.
 

*Cronología de la Producción del Vino y del Pisco Lorenzo Huertas Vallejos pág. 228

Reglamento de la Denominación de Origen Pisco Febrero 2011 http://elpiscoesdelperu.com/web/index.php?ver_opt=det_noticia&id=400   

Por Livio Pastorino Wagner



lunes, 13 de noviembre de 2017

En el país del pisco…. ¿El catador nace o se hace?



¿Una pregunta que a menudo hago a mis alumnos cuando iniciamos las clases de cata, ¿El catador
nace o se hace? ¿El catador tiene que contar con una carrera especifica? ¿un abogado puede ser catador, un economista o un médico?  ¿Un productor de pisco puede ser a la vez catador y participar en los concursos nacionales de pisco? En este caso ¿No sería juez y parte? En los últimos concursos organizados por el Consejo Regulador de la Denominación de Origen Pisco “CRDO-Pisco” a los catadores se les hacía firmar una declaración jurada y en uno de los acápites se le mencionaba si era catador productor; en ese caso sí lo era tenía que abstenerse de participar en las catas donde estuvieran sus muestras. ¿Un productor catador puede reconocer su pisco? claro que sí, es como si fuera su hijo.


Antiguamente los seres humanos utilizaban sus sentidos para poder sobrevivir, la vista les permitía observar donde se encontraban las fuentes de agua y comida, el tamaño de los animales, el olfato permitía oler si había alguno cerca para alimentarnos, que tipo de animal, los oídos nos indicaban si era de peligro o no, y una vez realizada la caza si se encontraban en buenas condiciones esos alimentos, así mismo si ingeríamos algo descompuesto o envenenado nuestro sentido del gusto percibía que algo estaba mal avisándonos para que sea rechazado. Hoy en día utilizamos muy poco nuestros sentidos eso hace que no le demos la importancia debida. Cuando preparamos esos sentidos para la cata, con metodología, informándonos, con practica es que advertimos el cambio, concentrados en observar, la vista nos avisa de partículas en suspensión, del color, densidad, separamos aromas en nuestro cerebro gracias a nuestra nariz, separamos sabores en la boca y así vamos logrando nuestra apreciación, evaluación sobre un producto en este caso el pisco o el vino, ojo apreciación subjetiva “La Cata es sumamente subjetiva y genéticamente está comprobado que no hay dos personas que perciban de manera idéntica”.

Por eso decimos que uno se hace catador no nace, la metodología nos permite manejar (valga la redundancia) determinados métodos, si queremos catar café será totalmente distinto a catar pisco o vino igual si queremos catar cacao. La metodología nos ayuda, va a indicarnos como hacerlo, igual necesitamos determinados descriptores con los que cuentan cada uno de los diferentes alimentos, por ejemplo, los catadores de café, que requerimos apreciar ¿acidez?  En el cacao, ¿consistencia? chocolate, ¿persistencia en boca, amargor? En el aceite de oliva, ¿densidad? en fin, después de esto solo queda practicar y practicar la constancia nos hará catadores.
Conforme vayamos realizando prácticas estas evaluaciones nos ofrecerán experiencias que permitirán mejorar nuestro trabajo, hacerlo más eficiente, conocer nuestros sentidos utilizarlos, asociar momentos de nuestra niñez, juventud, comparar sensaciones. La cata describe la intimidad de un alimento, pisco o vino.
Básicamente consiste en tomarse el tiempo necesario para pensar qué es lo que estamos bebiendo o comiendo.

Centrando toda la atención en el alimento, pisco o vino observándolo, oliéndolo y probándolo se tendrá la posibilidad de experimentar todos sus matices.
 
Es así que el catador se volverá más perfeccionista inconscientemente y dejará en un rincón lejano su primera impresión, siempre buscando el pisco o vino de 100 puntos.

¡Hasta la próxima!



Por Livio Pastorino Wagner

Presidente de la Asociación Peruana de Catadores “ASPERCAT”. Editor de la revista elpiscoesdelperu.com, Pisco revista bilingüe, Especialista Y Catador de Pisco,  Sumiller, Inscrito en el Registro de Catadores de Pisco de la CRDO-Pisco No. RCO-034-2011, Co-conductor en el programa por Internet “Hablemos de Pisco” https://www.facebook.com/groups/HablemosdePisco/?fref=ts Profesor en el Instituto del Vino y del Pisco, en la Escuela Peruana de Sommeliers, en la Academia Peruana de Cata, Miembro del Panel de Jueces de Noches de Cata que publica el blog www.nochesdecata.blogspot.com